lunes, 6 de septiembre de 2010

Fidel Castro defiende el programa nuclear iraní



Su discurso, de unos 45 minutos de duración, fue el primer acto de masas en el que participó desde que en julio de 2006, por motivos de salud, dejó la presidencia de la isla en manos de su hermano Raúl. En el acto fue presentado como comandante en jefe y primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba.

El Universal

El ex presidente cubano Fidel Castro defendió el programa nuclear iraní y consideró que Estados Unidos e Israel "no tienen ninguna prueba ni la pueden tener" de que Teherán esté fabricando armas atómicas, en un discurso multitudinario ante estudiantes en La Habana.

"No tienen pruebas. Para ellos, tener un centro de investigación es una razón para atacarlos. Tener una planta que produzca energía eléctrica partiendo del uranio es algo que no constituye un delito y para ellos es una prueba de la fabricación de armas", afirmó Castro, al hablar ante decenas de miles de jóvenes desde la escalinata de la universidad de la capital cubana, citó DPA.

Su discurso, de unos 45 minutos de duración, fue el primer acto de masas en el que participó desde que en julio de 2006, por motivos de salud, dejó la presidencia de la isla en manos de su hermano Raúl. En el acto fue presentado como comandante en jefe y primer secretario del gobernante Partido Comunista de Cuba.

El histórico líder cubano, vestido de uniforme verde olivo y gorra, indicó que las autoridades iraníes aseguran que hasta dentro de unos dos años no tendrán material suficiente para empezar a fabricar una bomba nuclear, y se refirió por el contrario a que las potencias atómicas "tienen 25.000 armas nucleares, sin contar las convencionales".

Castro, quien regresó hace dos meses a la vida pública recuperado de su enfermedad, insiste en el peligro de una guerra nuclear mundial, que traería el fin de la humanidad. Según dice, el conflicto podría estallar tan pronto como Estados Unidos registre un mercante iraní, en cumplimiento con las sanciones aprobadas por el Consejo de Seguridad de la ONU el pasado 9 de junio.

"No albergo por mi parte la menor duda de que la capacidad de respuesta convencional de Irán provocaría una feroz guerra, cuyo control escaparía de las manos de las partes beligerantes, y la misma se tornaría irremediablemente en un conflicto nuclear global", afirmó el líder de la revolución cubana.

Castro subrayó en su discurso que ha tenido que ser él quien asuma la "ardua tarea" de advertir al mundo de los "terribles peligros que amenazan la vida humana en nuestro planeta", según El País.

"El armamento nuclear debe desaparecer... Ningún país debe poseerlo", dijo Castro, matizando que "la energía atómica debe ser usada sólo para el bien".

El tema del discurso no pareció enardecer los ánimos del público joven, que aplaudió discretamente las intervenciones del hombre al que han visto regir sus destinos durante toda su vida, y que les exhortó a "batallar en la lucha por la paz", agregó Efe.

El que sigue siendo primer secretario del Partido Comunista de Cuba (único en la isla) mostró compasión y, cuando ya llevaba hablando 40 minutos, animó a los estudiantes a aguantar: "Una buena noticia, ya falta poco".

Entre los estudiantes abundaban los extranjeros becados en Cuba, muchos con banderas de sus países, como Abdón, boliviano becado en la Facultad de Medicina, quien se dio la misión de llevarse "para allá" (su país) el mensaje recibido esta mañana.

Según El País, "esta aparición de Castro coincide con el lanzamiento de un documental de la organización Human Rights Foundation sobre las Damas de Blanco, movimiento que agrupa a esposas de varios presos políticos cubanos. En la cinta, de 15 minutos, sus integrantes expresan la determinación de seguir luchando hasta la liberación de todos los disidentes encarcelados. Con el documental, la organización pretende explicar "el contexto preciso" en el que valorar la decisión del Gobierno cubano de liberar y enviar "a un exilio forzoso" a 52 presos políticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada